El barco

El Titanic, 10 de abril de 1912
El Titanic, 10 de abril de 1912

     

    Un barco que medía 269 metros de largo (eslora) y 28 metros de ancho (manga), con un peso de aproximadamente 50.000 toneladas, una potencia de 50.000 caballos de fuerza gracias a sus 29 calderas, transmitidos a 3 hélices conseguía una velocidad de unos 24 nudos. El capitán apenas dispuso de rumbo fijo, indicó elevar al máximo la potencia y así obtener una marca en el tiempo que un crucero de lujo cruzara el océano atlántico en el viaje inaugural. Como tenía un doble fondo con compartimientos estancos, el barco podía mantenerse a flote a pesar de tener unos 4 compartimientos inundados.

 

      El Titanic era una especie de palacio sobre el agua, dividido en varias clases de pasajeros; la primera clase disponía de las mejores comodidades tanto sea en entretenimiento como en deportes y ocio. Gimnasios, piscinas, biblioteca con mas de 30.000 libros y ascensores modernos eran una muestra del lujo brindado a los pasajeros. El viaje inaugural trans-atlántico debería durar 6 días pero tal vez para hacer notar que la naturaleza siempre es mas poderosa que cualquier maquina construida por el hombre, al tercer día de navegación a toda maquina, unos 23 nudos para ser exactos, siendo las 23.40 del domingo 14 de abril del año 1912, un vigía avisto a tan solo 450 metros un enorme iceberg. Pasaron menos de 40 segundos desde el aviso hasta la caricia mortal entre el iceberg y el Titanic.

 

      El oficial encargado del mando intentó una brusca maniobra evasiva, lo cual sentencio de muerte al Titanic, se produjo una grieta de 80 metros en estribor, por debajo de la línea de flotación a 153 kilómetros al sur de los Grand Banks de Terranova, Canada. Tardó 2 horas y 40 minutos hasta que su rumbo se dirigió al fondo de las frías aguas del atlántico Norte. En ese momento, o tal vez pocos minutos después por efecto de la hipotermia, fallecieron 1.503 personas de un total de 2.207 (murieron el 68% de los pasajeros).