¡Qué mal humor!

12 de abril de 1912, Titanic

 

Hoy he acudido a un baile. Al enterarme de que se estaba organizando uno no he podido resistirme. ¡Con la de chicas guapas que asisten a estos eventos! El caso es que, finalmente, a quien he encontrado no ha sido ninguna chica guapa, sino a mi "amiga" Dorothy Gibson.

 

Tras saludar a Harry, que estaba allí con su dichoso piano, me he acercado a la barra y ahí estaba ella. Al verme me ha mirado con una sonrisa desafiante, por lo que me he acercado a ella con intención de tomarle un poco el pelo. La he notado resentida, pero esta vez ha sido más graciosa todavía, ya que intentaba ser irónicamente despectiva. Lo que ella no sabe es que yo en ese terreno soy el rey, y no he dejado que se salga con la suya. A medida que yo iba bromeando a costa de todo lo que me decía, notaba como su inicial frialdad iba desapareciendo y volvía a enfurecerse. Por sorpresa, ¡me ha dado una bofetada y ha desaparecido! Esta chica no deja de sorprenderme...

 

Siguiente página >